Alimentación

Tu alimentación como persona con diabetes es uno de los elementos más importantes para alcanzar el control de tu enfermedad.

Cuando usted escucha la palabra “dieta” inmediatamente la relaciona con una alimentación de sacrificio, con ciertas enfermedades, con un régimen para bajar de peso o como la pérdida de la oportunidad para comer sabroso.  El significado real de “dieta” es una alimentación saludable para una persona en determinadas circunstancias.

También “dieta” se identifica como el conjunto de alimentos y platillos consumidos en un día.

La alimentación a seguir tanto para una persona diagnosticada con diabetes como en cualquier persona debe ser con base en una alimentación saludable.  En el caso del paciente con este diagnostico, el objetivo de mantener una alimentación saludable es:

  • Aportar la energía y los nutrientes apropiados para tu salud, el crecimiento y el desarrollo de tu persona.
  • Evitar los síntomas de la elevación de la glucosa por la diabetes sin control.
  • Conseguir mantener un peso corporal, razonable para tu edad, constitución física, género.
  • Mantener tu bienestar emocional al saber que usted puede comer prácticamente de todo, lo único que debe aprender es a comer.
  • Prevenir o retrasar las complicaciones causadas por el descontrol de la enfermedad de diabetes.
  • Integrar tu plan de alimentación, actividad física, tratamiento farmacológico, (medicamentos orales o insulina), automonitoreo a tu vida diaria.